Factores sociales asociados al parto por cesárea en España

aditya-romansa-117344-unsplash

Cristina Benlloch y María José Barbé 

En España en 2015 del total de partos, más del 26% de los mismos terminaron en una cesárea (la cifra más elevada se encuentra en Chipe con el 51%). Ya en el año 1985, la OMS advierte de que el índice de cesáreas debería estar en torno al 10% o el 15% del total de partos, aunque en su discurso más reciente no se fija un porcentaje y afirma que debe reducirse al menor número posible, sin determinar una cifra adecuada.

En este sentido, en los últimos años, esta tasa de cesáreas se ha incrementado, a pesar de las indicaciones que el organismo internacional viene dando hace años, o décadas.

En lo que respecta a los centros en los que se producen un mayor número de cesáreas, es destacable que en los centros privados el porcentaje es mayor.

Este incremento de las cesáreas no es un caso aislado en España, ni mucho menos reciente, en la década de los ochenta ya se encuentran estudios que plantean cuestiones acerca del incremento de este desenlace del embarazo 1 2

No obstante, encontrar una justificación no es tan simple, y es por ello que dedicamos el presente estudio a comprender si existen factores de corte sociodemográfico, como la provincia, el nivel de estudios o el tipo de trabajo, que pueden llevar aparejada una mayor probabilidad de tener un parto que finalice con cesárea.

En relación a las estadísticas de partos por cesáreas de los últimos años, en España en el primer año y en el segundo de la serie, el porcentaje del total de cesáreas se encontraba por encima de la recomendación de la OMS (el 10% y el 15%), pero en el año siguiente y durante toda la serie el porcentaje de intervenciones quirúrgicas era ya de uno de cada cuatro partos.

Gráfico 1. Evolución del porcentaje de cesáreas por año.

archivo1

Fuente. Elaboración propia a partir de datos del INE.

Para comprender mejor el fenómeno, se ha realizado un análisis estadístico bivariante en el que se cruza el tipo de parto con las demás variables, un primer acercamiento que permitirá una aproximación más compleja una vez superado este primer estadio de análisis.

Para ello se han tomado los microdatos de la encuesta de nacimientos de 2015 (los últimos disponibles en el momento de la realización de la investigación).

Partos por cesárea en España, una aproximación estadística 

En lo que respecta a las variables una de las analizadas que resultó estadísticamente significativa fue la del nivel de estudios. Las mujeres que presentan el porcentaje menor de cesáreas es el de las mujeres sin estudios, entre las cuales, las cesaras son el 22% de los partos; mientras que entre las que tienen la licenciatura el resultado es del 28%, por lo que existe más de 6 puntos porcentuales de diferencia.

Para todas las relaciones entre las variables se realizó tanto el Chi Cuadrado como el coeficiente de contingencia. En el caso de la relación entre la variable nivel de estudios más tipo de parto, se muestra que las variables tipo de parto (cesárea o parto natural) es dependiente del nivel de estudios de la mujer. 

Otro de los indicadores sociodemográficos con los que se trabajó fue el del tipo de trabajo que desempeña la madre. La relación estadística medida con el coeficiente de contingencia en esta variable mostró que es significativa, y que hay profesiones entre las que es más probable tener un parto por cesárea.

De hecho, a la vista de los porcentajes analizados la profesión con el mayor porcentaje de parto por cesárea se encuentra entre las mujeres que trabajan en las fuerzas armadas, con un 38% del total de partos, o entre las que son pensionistas con un 34%; así como entre las directivas con el 31%. Las profesiones entre las que el parto natural tiene el mayor porcentaje es el de estudiante con el 19% o la de tareas del hogar con el 24%.

Las pruebas estadísticas mostraron que es posible cierta dependencia entre la profesión y el tipo final de parto, tal como se pudo comprobar en el test de contingencia y el Chi Cuadrado realizado entre las dos variables.

En el análisis Chi Cuadrado, el contraste de la hipótesis mostró que la independencia no es significativa.

En lo que respecta al análisis de contingencia, se mostró que existe una relación de dependencia entre las dos variables, la del tipo de trabajo y el tipo de parto.

Si se toma como referencia la provincia en la que se produjo el parto, existe una elevada variabilidad entre las diferentes provincias. Así, en la provincia de Álava, únicamente el 13,4% de los partos terminan en cesárea y en Guipuzcua el 17%; mientras que en el lado opuesto se sitúa Valencia, con el 33% de partos o Cáceres con el 32,2%. Así que finalmente la provincia en la que llega a término el parto condiciona el desenlace final del mismo.

Al analizar los test estadísticos, en lo que respecta a la variable “Provincia” hay que rechazar la hipótesis nula en la que se aceptaba la relación de independencia que existe entre la provincia del nacimiento y el tipo de parto. Las pruebas muestran que no existe independencia entre las variables, en este caso mostraremos los datos en el mapa.

En España en el 2015 al menos ocho provincias tenían una tasa de cesáreas por encima del 30%, lo significa que prácticamente unos de cada tres partos terminaban con una intervención quirúrgica.

En el extremo contrario, en otras siete provincias la tasa se sitúa por debajo del 20%, siendo tal como hemos comentado, Álava la menor con el 13% del total, y Valencia la que presentaba el porcentaje más alto, con el 33%.

Por todos los datos que se están mostrando sería importante un estudio en profundidad de las causas que generan estos desajustes entre provincias. No parecen haber desajustes por Comunidades Autónomas, si no que más bien se trata de localizaciones provinciales.

Mapa. Tasa de cesáreas por provincias. Nacimientos en 2015.

mapa

Fuente. Elaboración propia a partir de datos del INE de nacimientos de 2015.

Discusión

En los debates médicos y académicos se habla de la relación que existe entre diversos factores y la mayor o menor probabilidad de tener un parto por cesárea, como por ejemplo la preparación al parto.

En el presente artículo se trabaja con edad, nivel de estudios y profesión, que son los datos sociodemográficos que se recogen en las fichas de los nacimientos, y que para autores como Pérez Díaz 3, son las variables sociodemográficas básicas.

De ahí que se haya considerado como argumento para una primera aproximación a la relación entre variables sociodemográficas y tipo de parto.

En lo que respecta a los estudios acerca de las cesáreas, la perspectiva que han seguido las investigaciones se han centrado en la preparación al parto, en factores vinculados con el tipo de hospital, etc.

Nuestra investigación parte de la perspectiva de comprender si existe una relación estadística que se pueda tener en cuenta para trabajar con las mujeres en el preparatorio, atendiendo a las características demográficas.

Del mismo modo junto con la primera aproximación estadística a los datos de nacimientos sería importante realizar una investigación en mayor profundidad partiendo de las variables sobre las que se puede establecer una correlación estadística. Estos se han centrado en las causas médicas que pueden catalizar una cesárea.

Por la particularidad de los datos, y por su disponibilidad limitada, es por lo que la mayoría de los trabajos realizados han partido desde la perspectiva de los propios hospitales, donde se podía recoger directamente la información 4 5.

La presentación de los resultados, se presenta en forma de las causas que desencadenarían el desenlace de la cesárea, como una desproporción pélvico-cefálica, una cesárea anterior, u otros factores5. Otro de los factores analizados para comprobar la incidencia de la cesárea es la obesidad de las embarazadas6.

También se han centrado en como los psicoprofilácticos pueden afectar al desarrollo del parto y a que éste termine con una intervención quirúrgica; o en la incidencia que podría tener la inducción al parto y el hecho de que este pudiera terminar en cesárea 7 8.

Muy próxima a nuestra perspectiva se encuentra el texto de Martínez Frías9,que muestra que factores como la edad del primer hijo pueden ser relevantes en el hecho de que el parto finalice con una cesárea, pero también en su texto hablan de la reproducción asistida y de que los datos ponen de manifiesto que se está produciendo un incremento exponencial de dichos tratamientos.

Similar al estudio que se ha realizado es el de Márquez-Calderón10, en el que se analizaba los factores sociales del tipo de parto, aunque la perspectiva de estos autores se centra en la descripción y no entra en la relación de dependencia entre variables desde la perspectiva estadística.

 

Conclusiones

 

Esta aproximación a las variables sociodemográficas muestra la relevancia de trabajar con determinados perfiles sociales para mejorar las estadísticas de las cesáreas en España y de esta forma poder ajustarse un poco más a las recomendaciones de la OMS, ya que la salud de las mujeres gestantes y las/los recién nacidos están en juego.

No se trata únicamente de una cuestión de protocolos, sino de investigar con una mayor profundidad por qué se está produciendo y cuáles son los factores que inciden en este fenómeno.

Para ello, se hace imprescindible disponer de una investigación en la que se tome como referencia a grupos de mujeres, en los que el seguimiento de su embarazo incluya sus variables sociales y sus pautas profesionales. Esto ayudaría a mostrar los posibles condicionantes en sus vidas antes y durante el embarazo y el futuro desenlace en el parto.

El estudio muestra, en definitiva, que hay que prestar atención a los perfiles para implementar los trabajos de atención a las embarazas, pero para ello se necesitaría una investigación en mayor profundidad a fin de poder adecuar los protocolos de seguimiento e incidir en los motivos del por qué en unas provincias existe tanta diferencia en el número de cesáreas realizadas a las mujeres.

 

 

Bibliografía

  1. Bottoms, S. F., Rosen, M. G., & Sokol, R. J. “The increase in the cesarean birth rate”. New England Journal of Medicine, 1980; 302(10), 559-63.
  2. Márquez-Calderón, S., Ruiz-Ramos, M., Juárez, S., et al. “Frecuencia de la cesárea en Andalucía: relación con factores sociales, clínicos y de los servicios sanitarios (2007-2009)”. Revista Española de Salud Pública, 2011;85(2), 205-15
  3. Díaz, V. P., Álvarez-Miranda, B., & Chuliá, E. “La opinión pública ante el sistema de pensiones”.“La Caixa“,1997; 10
  4. Monterrosa-Castro, A; Árias-Martínez, M. “Partos vaginales y cesáreas en adolescentes: comportamiento entre 1993 y 2005 hospital de maternidad “Rafael Calvo”, Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 2007; 58 (2) 108-15. Disponible en: http://www.redalyc.org/html/1952/195214327003/.
  5. Patiño, G. “Factores determinantes de la cesárea en los hospitales de Tumbes”, en Ciencia y Desarrollo,2011; 15 (2) DOI: http://dx.doi.org/10.21503/CienciayDesarrollo.2012.v15i2.03
  6. Weiss, J. L., Malone, F. D., Emig, D., et al.“Obesity, obstetric complications and cesarean delivery rate–a population-based screening study”. American journal of obstetrics and gynecology, 2004; 190(4), 1091-97
  7. Oyuela-García, J. Hernández-Herrera, “Profilaxis e índices de cesarea”, R.J.Revista Médica Instituto Mexicano Seguro Social2010; 48 (4): 439-42
  8. Seyd, S; Jerka, R; Socol, M and Doely, Md. “Risk of cesarean delivery with elective induction of labor at term in nulliparous women”, Obstetrics & Gynecology,1999; 94, (4),  600-07
  9. Martínez-Frías, L. Bermejo, E; Rodríguez-Pinilla, E; y Dequino, G. “Evolución secular y por autonomías de la frecuencia de tratamientos de fertilidad, partos múltiples y cesáreas en EspañaenMedicina Clínica, 2005;124(4):132-9.
  10. Tessier, E; Camaño, I; García, A; et al. “Cesarea Homnizada” en Progresos de obstreticia y ginecología, 2013; 56, (2),  73-8.
  11. Joseph, K. S., Young, D. C., Dodds, L., et al. “Changes in maternal characteristics and obstetric practice and recent increases in primary cesarean delivery”. Obstetrics & Gynecology, 2003; 102(4), 791-00.
  12. Vergara, R.; Acosta, M. “Experiencias en el parto vaginal poscesárea en un hospital haitiano”.EnRevista cubana Obstetricia y Ginecología, 2003; 29 (1). Disponible en http://ref.scielo.org/7y66qz

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s